ALTEC IDC PRIMER DATA CENTER DE LA REGIÓN CREADO POR EL GRUPO SIMPLEX


Crean IDC en Panamá


El proyecto dará acceso a 10.000 servidores de la Red, que se conectarán por medio de los cables submarinos de fibra óptica que existen en el país.

 7 mayo, 2001

EFE).- Un edificio de la antigua base militar estadounidense Clayton, a orillas del Canal de Panamá, ha sido transformado en uno de los principales centros de conexión para servidores de Internet Data Center de América Central.

El proyecto, ideado por la empresa panameña Alta Tecnología (Altec), dará acceso a 10.000 servidores de Internet a los cables submarinos de fibra óptica que atraviesan el país, desde un edificio de comunicaciones que sirvió al Ejército estadounidense hasta el 31 de diciembre de 1999.

Clayton fue una de las últimas bases militares que el Comando Sur del Pentágono de Estados Unidos abandonó el 31 de diciembre de 1999, para cumplir con lo pactado en el tratado Torrijos-Carter, firmado por ambas naciones en 1977 y que puso fin a 85 años de presencia militar estadounidense en Panamá.

El director ejecutivo de Altec, el sueco Nils Petterson, dijo ayer (domingo 6) que Panamá, por su posición geográfica estratégica, es el lugar ideal para la conexión de servidores de Internet porque tiene la facilidad de contar con los cables submarinos de fibra óptica.

La tecnología de la fibra óptica llegó de modo limitado hace unos veinte años de Estados Unidos y Japón para dar servicio a sus propias empresas y agencias representadas en Panamá.

En los últimos dos años, sin embargo, se ha desarrollado de forma espectacular y masiva por los consorcios estadounidenses Global Crossing, Maya 1 y Arcos, estos dos últimos con participación de la multinacional británica Cable & Wireless, que en Panamá explota en exclusiva el servicio de telefonía fija y la móvil en competencia con la estadounidense Bell South.

Los cables submarinos de fibra óptica, que nacen desde las vertientes del Atlántico y el Pacífico de Estados UNidos con conexiones en México y Panamá, brindarán sus servicios hacia América Central, América del Sur y el Caribe.

Petterson explicó que Panamá ha sido históricamente un centro de telecomunicaciones, porque en 1869 ya pasaba por el istmo un cable de cobre, que partía de Nueva York, llegaba a Jamaica y de allí por territorio panameño con destino final en Nicaragua.

El nuevo centro no ofrecerá cables de cobre, sino de fibra óptica y, además, por US$ 5.000 al mes, los servidores estarán resguardados en instalaciones a prueba de terremotos y huracanes.

Clayton aún mantiene algunos parámetros de seguridad de sus antiguos huéspedes estadounidenses, como una cerca de alambre y la vigilancia durante 24 horas por agentes de la Policía Nacional a la entrada de la antigua base.

Pero vestigios militares es lo último que Petterson, que se define como un “sueco tropicalizado”, quiere para su empresa, ya que fue claro cuando explicó que “convertiremos una barraca militar en un lugar de paz, no de guerra”.

Dentro de un año, la empresa espera atender a 10.000 servidores en los 5.000 metros cuadrados del edificio, al cual se le podrán anexar unos 31.000 metros cuadrados adicionales de ser necesario.

Por el momento, Altec ha firmado contratos con el servicio de televisión pagada de Cable Onda, la telefónica Cable & Wireless y los servidores TelPan Communications, Uunet Worldcom y Teleglobe.

Mientras, según informó el jefe de Ventas de Altec, Tomás Portillo, se mantienen conversaciones con la telefónica Bell South, los servidores Virgins Communication e Infonet.

Además, según Petterson, ha mostrado interés el conocido servicio de mensajes Hotmail.

Los servidores de Internet se están moviendo geográficamente cada vez más cerca de sus clientes y a pesar de la caída de las empresas puntocom, que para Petterson, este movimiento beneficiará a Panamá por los cables de fibra óptica.

(EFE).- Un edificio de la antigua base militar estadounidense Clayton, a orillas del Canal de Panamá, ha sido transformado en uno de los principales centros de conexión para servidores de Internet Data Center de América Central.

El proyecto, ideado por la empresa panameña Alta Tecnología (Altec), dará acceso a 10.000 servidores de Internet a los cables submarinos de fibra óptica que atraviesan el país, desde un edificio de comunicaciones que sirvió al Ejército estadounidense hasta el 31 de diciembre de 1999.

Clayton fue una de las últimas bases militares que el Comando Sur del Pentágono de Estados Unidos abandonó el 31 de diciembre de 1999, para cumplir con lo pactado en el tratado Torrijos-Carter, firmado por ambas naciones en 1977 y que puso fin a 85 años de presencia militar estadounidense en Panamá.

El director ejecutivo de Altec, el sueco Nils Petterson, dijo ayer (domingo 6) que Panamá, por su posición geográfica estratégica, es el lugar ideal para la conexión de servidores de Internet porque tiene la facilidad de contar con los cables submarinos de fibra óptica.

La tecnología de la fibra óptica llegó de modo limitado hace unos veinte años de Estados Unidos y Japón para dar servicio a sus propias empresas y agencias representadas en Panamá.

En los últimos dos años, sin embargo, se ha desarrollado de forma espectacular y masiva por los consorcios estadounidenses Global Crossing, Maya 1 y Arcos, estos dos últimos con participación de la multinacional británica Cable & Wireless, que en Panamá explota en exclusiva el servicio de telefonía fija y la móvil en competencia con la estadounidense Bell South.

Los cables submarinos de fibra óptica, que nacen desde las vertientes del Atlántico y el Pacífico de Estados UNidos con conexiones en México y Panamá, brindarán sus servicios hacia América Central, América del Sur y el Caribe.

Petterson explicó que Panamá ha sido históricamente un centro de telecomunicaciones, porque en 1869 ya pasaba por el istmo un cable de cobre, que partía de Nueva York, llegaba a Jamaica y de allí por territorio panameño con destino final en Nicaragua.

El nuevo centro no ofrecerá cables de cobre, sino de fibra óptica y, además, por US$ 5.000 al mes, los servidores estarán resguardados en instalaciones a prueba de terremotos y huracanes.

Clayton aún mantiene algunos parámetros de seguridad de sus antiguos huéspedes estadounidenses, como una cerca de alambre y la vigilancia durante 24 horas por agentes de la Policía Nacional a la entrada de la antigua base.

Pero vestigios militares es lo último que Petterson, que se define como un “sueco tropicalizado”, quiere para su empresa, ya que fue claro cuando explicó que “convertiremos una barraca militar en un lugar de paz, no de guerra”.

Dentro de un año, la empresa espera atender a 10.000 servidores en los 5.000 metros cuadrados del edificio, al cual se le podrán anexar unos 31.000 metros cuadrados adicionales de ser necesario.

Por el momento, Altec ha firmado contratos con el servicio de televisión pagada de Cable Onda, la telefónica Cable & Wireless y los servidores TelPan Communications, Uunet Worldcom y Teleglobe.

Mientras, según informó el jefe de Ventas de Altec, Tomás Portillo, se mantienen conversaciones con la telefónica Bell South, los servidores Virgins Communication e Infonet.

Además, según Petterson, ha mostrado interés el conocido servicio de mensajes Hotmail.

Los servidores de Internet se están moviendo geográficamente cada vez más cerca de sus clientes y a pesar de la caída de las empresas puntocom, que para Petterson, este movimiento beneficiará a Panamá por los cables de fibra óptica.

This is a generic article you can use for adding article content / subjects on your website. You can edit all of this text and replace it with anything you have to say in your news/topic article. You can also change the title listed above and add new articles as well. Edit your Articles from the Pages tab by clicking the edit button.